Uno de los problemas que tiene hacerse mayor es que se pierde la movilidad. Las personas mayores a veces encuentran que ciertas actividades rutinarias pueden ser un reto. Por ejemplo, bajar y subir escaleras. Eso puede tener consecuencias graves que, en realidad, tienen fácil solución con Nexoted.

Consecuencias para la salud física y mental

Si te limitas por culpa de las escaleras no solo haces menos ejercicio porque sales menos de casa, también dejas de relacionarte con la gente de tu día a día y pierdes contacto con las personas. Además, la necesidad nos fuerza a usar las escaleras aunque no podamos, lo que aumenta el riesgo de accidentes y caídas que podrían empeorar la situación.

Así, «encerrarse» es algo muy negativo tanto desde el punto de vista físico como psicológico. Debe evitarse para mantenernos sanos y vitales.

Pérdida de la independencia

Si las escaleras te impiden salir necesitarás ayuda para desplazarte, para hacer la compra (y para subirla), para ir a cualquier sitio. Al requerir ayuda diaria las personas mayores pueden convertirse en una carga para sus hijos, lo que puede resultar en graves conflictos y trastornos, e incluso en el síndrome del cuidador. Depender de otros es una causa de infelicidad.

Una solución para la pérdida de la movilidad

¿Te pasa a ti o a algún familiar? No lo permitas. La dificultad o la incapacidad para usar las escaleras no debe limitarnos. Debemos enfrentarnos a ese reto, porque a la larga nos habituamos a vivir encerrados, caminando y moviéndonos cada vez menos. Eso empeora las consecuencias.

Una excelente solución son los dispositivos salvaescaleras de Nexoted, sillas y plataformas que permiten salvar estos obstáculos y, así, ganar independencia y calidad de vida. Al poder bajar y subir escaleras podemos continuar con nuestra rutina diaria, nos mantenemos mejor físicamente y evitamos la presión psicológica. Mejor salud y más felicidad.